Array

VACHERON CONSTANTIN Y SUS PEQUEÑAS OBRAS DE ARTE

La Manufactura Vacheron Constantin renueva su vocación por la creatividad y el dominio de las técnicas de expresión de los oficios artísticos. Con Métier d`Art Savoirs Enluminés, una serie limitada de 60 ejemplares, la Maison nos lleva al corazón del Medioevo, a la era de los manuscritos iluminados y la transmisión del conocimiento. Una excepcional colección que acentúa la pericia relojera, en particular gracias a la original forma de indicar la hora en su calibre automático ultra-plano, así como la maestría en el dominio de las artes decorativas.

 

A lo largo de los años, los oficios artesanales continúan floreciendo en Vacheron Constantin. La serie Savoirs Enluminés toma su inspiración de una obra medieval, un antiguo manuscrito celta internacionalmente reconocido por la calidad de sus miniaturas o iluminaciones: el Bestiario de Aberdeen. Este arte de la miniaturización, diseñado para ilustrar y enfatizar una parte destacable de una obra manuscrita, es una técnica compleja que requiere una meticulosa colaboración entre escribientes, pintores y doradores. Su afinidad natural con el mundo de la relojería queda especialmente de manifiesto en estos tres relojes que componen la colección.

 

Al margen de su singularidad artística, la serie Métiers d’Art Savoirs Enluminés también ofrece un mecanismo patentado con un indicador de horas de continuo. Combinándose la delicada artesanía del esmalte Grand Feu con la técnica ginebrina de la pintura en miniatura.

 

 La inspiración

El Bestiario de Aberdeen es una obra encargada en el siglo XII. Este “libro de las bestias”, en el que converge un amplio repertorio de conocimientos y creencias, rebosa de información esencial para comprender la evolución de la humanidad, a la vez que exalta el valor de las metáforas. El arte de la ilustración era un elemento integral de esta vocación educativa. Las criaturas representadas en un estilo de pintura figurativo, que hacía uso de una gran intensidad cromática y de un detalladísimo dibujo, solían exhibir atributos fantásticos que las dotaba de un aspecto gráfico asombrosamente moderno.

 

Más allá de su incuestionable valor cultural, las miniaturas son un perfecto ejemplo de la combinación de talentos. Imbuida del mismo espíritu, la colección Métiers d’Art Savoirs Enluminés contribuye a perpetuar esta filosofía, ofreciendo unos relojes que son fruto de un arte nacido de la colaboración de diferentes talentos. Con su esfuerzo por maridar las técnicas originales de la relojería con los oficios artísticos, Vacheron Constantin rinde homenaje al arte de la miniatura a través de unas soberbias reinterpretaciones en esmalte.

 

La colección Métiers d’Art Savoirs Enluminés está compuesta por tres series limitadas, cada una de ellas formada por 20 relojes ilustrados con un animal del Bestiario de Aberdeen. En estos modelos, Vacheron Constantin ha optado por recurrir a las técnicas decorativas tradicionales: el arte del esmalte Grand Feu, reminiscente de la iluminación, el grabado en reconocimiento a la caligrafía, junto con una delicada fase de sombreado y texturización del oro.

 

Su asombrosa visualización es posible gracias a un exclusivo mecanismo: el calibre de carga automática 1120 AT, que incorpora un movimiento base ultra-plano. Desarrollado y elaborado por Vacheron Constantin, ajustándose a los más estrictos cánones y tradiciones de la Alta Relojería, cumple los criterios del Punzón de Ginebra, que ya no centran su atención únicamente en el movimiento, sino que se aplican al conjunto del reloj. Late a una frecuencia de 2,75Hz (19.800 alternancias por hora) y tiene una reserva de marcha aproximada de 40 horas. Las principales superficies planas del movimiento no solo están adornadas con un meticuloso diseño de Côtes de Genève, sino que todas sus aristas están delicadamente biseladas y pulidas a mano, lo mismo que las cabezas de los tornillos.

 

La caja es de oro blanco de 18 quilates. El nombre del animal representado aparece fielmente grabado en la caja, ajustándose con exactitud a la caligrafía original. Por último, el fondo transparente está protegido por un cristal de zafiro que permite admirar las cualidades del movimiento de carga automática, así como su masa oscilante, completamente decorada con un delicado motivo que recuerda a un tapiz.

 

Depositaria de un preciado saber-hacer, Vacheron Constantin, la más antigua manufactura relojera con actividad ininterrumpida desde su fundación en 1755, asume su acervo histórico con la satisfacción de poder exhibir auténticos tesoros de la Humanidad. La lectura del tiempo está plenamente integrada en un todo. Sin desentenderse de los amantes del refinamiento técnico, la serie Savoirs Enluminés será un deleite para los más estetas.